BLANQUEAMIENTOS DENTALES

El envejecimiento, el consumo de café, vino, colorantes alimenticios o tabaco puede oscurecer de forma progresiva el tono de los dientes. Para evitarlo es imprescindible tener correctos hábitos de higiene bucal: buen cepillado, acudir regularmente a la consulta del odontólogo y realizar una limpieza profesional al menos una vez al año.

Para lucir una sonrisa blanca y bonita, el blanqueamiento dental es una alternativa eficaz, recomendada siempre bajo criterio facultativo. Es un procedimiento sin prácticamente efectos secundarios y que mejora de manera notable el aspecto de la sonrisa.

Antes de realizarlo, es imprescindible tener un adecuado diagnóstico.El consejo general de dentistas recuerda que "la exploración clínica previa debe efectuarse, necesariamente, en una consulta dental, y no en un gimnasio, en una peluquería o en un spa, ya que la clínica dental es el único lugar que contiene los equipamientos necesarios que garantizan la realización de actividades sanitarias sin riesgos para la salud del paciente".

Antes de iniciar un blanqueamiento, el dentista debe realizar una exploración de la salud oral y general del paciente, procedimiento que siempre debe llevarse a cabo en una clínica dental.

Es importante hacer una medidión del color dental al principio para ver el grado de alteración del color que presenta el paciente.

Tras proteger las encías, se aplica un gel blanqueante que se activa por luz mediante lámparas de fotoactivación. En blanqueamiento existe un momento a partir del cual, por mucho agente blanqueador que se aplique, el diente no modifica más su color.

Hay que recordar que el blanqueamiento dental está contraindicado en situaciones como embarazo, mujeres en periodo de lactancia, lesiones precancerosas en la cavidad oral o alteraciones del diente, como displasias, traumatismos, caries o fisuras.

¿FUNCIONAN LOS DENTÍFRICOS BLANQUEADORES?

Existen productos comerciales destinados a blanquear los dientes en casa.Según los expertos, estos tratamiento son poco fiables, ya que es el propio paciente el que decide utilizarlo sin ningún contro profesional.En etos dentífricos podemos distinguir varios grupos:

-Efecto abrasivo: intentan eliminar las manchas superficiales por abrasión, pero también desgastan el esmalte, siempre hay que desaconsejarlas.

-Con dióxido de titanio:este piegmento blanco penetra en las irregularidades de la superficie del diente creando un efecto blanqueador que se pierde en cuanto el pigmento desaparece.

-Con peróxidos:su efecto es limitado. Su baja concentración y el corto periodo de contacto no son suficientes para cambiar el color del diente.

Por todo ello, la efectividad de estas pastas no está demostrada científicamente. El paciente debe consultar con su dentista para que le informe del producto más conveniente.

 

» Volver a Noticias